KI

Ki es una palabra Japonesa que no se traduce fácilmente al español. Se utiliza en muchas frases idiomáticas Japonesas comunes donde lleva un significado de espíritu, energía, poder, aire o respiración, y por extensión fuerza de vida. Hay una antigua conexión entre el espíritu y la respiración relacionados con la palabra china Chi (o QI) y con la palabra hindú Prana. Siendo este significado más antiguo de Ki, un término para la fuerza de vida (respiración) y el poder natural dentro de nosotros y dentro de todas las cosas, es cómo lo referimos aquí.

Tohei Sensei habla sobre conectar con el Ki del universo. Esto significa desapegarnos del conflicto que percibimos en el mundo relativo alrededor de nosotros y en nosotros mismos y despertar la conciencia de la calma infinita del mundo absoluto donde no hay otro. Con una mente abierta más tranquila, comenzamos realmente a relajarnos permitiendo que el Ki del universo fluya a través de nosotros. Así estamos extendiendo Ki. Extender Ki es un estado natural que conocíamos intuitivamente como bebés, pero al crecer en la sociedad moderna, agitada de hoy nos hemos olvidado de cómo dejar fluir el Ki del universo a través de nosotros.

Shin Shin Toitsu Do, Unificación de Cuerpo y Mente (Desarrollo del Ki) es un método especializado para el desarrollo de la unificación de la Mente y el Cuerpo, concibiendo como un todo los aspectos físicos y mentales. Mediante la propia experimentación, nos enseña a desarrollar la vitalidad interior o energía conectándonos nuevamente con el Ki Universal, permitiéndonos desarrollar el máximo de nuestras capacidades, creando auto confianza y promoviendo una vida más saludable y feliz.

El desarrollo del Ki se centra sobre el estudio de la percepción, para todo aquello que se refiere a los principios de la mente y de la relajación para los principios del cuerpo; para llegar a la realización de un estado óptimo de integración psicofísica, con lo cual estemos en disposición de situarnos al máximo de nuestra potencialidad. Esto se realiza cuando somos capaces de elevar nuestro grado de percepción y es factible si nuestra mente es libre, está en calma y hallamos una buena relación entre nosotros y el espacio. Esto nos permite también conectar con los demás de una manera compasiva, auténtica, que enriquece la vida y alimenta el espíritu. Todo ello se puede comprobar mediante un sistema de verificaciones, a través de los cuales comprendemos nuestro estado y como mejorar nuestras deficiencias.