AIKIDO

AIKIDO significa: La vía de la armonía (Unión) con el Ki (universal).

Aikido es un arte marcial moderno de origen Japonés, el cual, siendo esencialmente el estudio de la no-colisión, no-conflicto, busca redirigir y armonizarse con fuerzas de oposición mediante el uso de medios no-agresivos y no-violentos. El cual a su vez nace a partir de algunas de las artes marciales del guerrero medieval japonés o samurái, como: Aiki Jujutsu (luxaciones, inmovilizaciones y proyecciones), Kenjutsu (arte del sable Japones, directo antecesor del Kendo moderno) y Sojutsu (arte de la lanza) entre otras. Así como de la filosofía de la religión Oomoto (gran origen) y del Zen.

KI AIKIDO; Aikido con cuerpo y mente unificados, se desarrolla con base en las artes del Aikido tradicional. Este se especializa en el desarrollo de la unificación de la mente y del cuerpo (Desarrollo del Ki), en donde predomina el uso del Ki por encima de la fuerza física, mediante el incremento de la fuerza natural disponible a través del desarrollo de la relajación y la conciencia del propio ser.

Las interacciones físicas de una persona con otras reflejan sus patrones habituales de pensamiento, sentimiento y acción. La práctica de la Unificación de Mente y Cuerpo (Desarrollo del Ki) y del Ki Aikido, nos muestra que los cambios en la forma de percibir el mundo pueden provocar cambios en el movimiento, cambios en el movimiento pueden provocar cambios en la visión del mundo, en quien se es, en la forma de interactuar en las relaciones personales y con el mundo. Los cambios positivos en la mente se convertirán en cambios positivos en el cuerpo; cambios positivos en el cuerpo se convertirán en cambios positivos en la mente.

Esta practica, además de brindarnos herramientas concretas para manejar las situaciones de conflicto, el estrés, así como para armonizarnos con nosotros mismos y con nuestro entorno, nos brinda un estado unificado que promueve la salud, la utilización correcta del cuerpo, la auto confianza y la cohesión en la vida, de tal modo realzando todas nuestras capacidades mentales y físicas.

Ki Aikido no es un deporte ni práctica competitiva, es un arte de vida, cuya práctica es compuesta de variadas disciplinas que se complementan unas a otras abarcando todos los campos desde lo físico y lo fisiológico a lo psíquico y lo espiritual. Principalmente:

Debido a la naturaleza de búsqueda de la armonía, no hay límites de edad para su práctica, y cualquier persona lo puede practicar. El Desarrollo del KI y el Kenkodo se puede practicar independiente y separadamente del Aikido.

El Aikido ofrece un enfoque completamente diferente y sorprendentemente innovador con respecto a las Artes Marciales Japonesas comunes.

Un mensaje nuevo se encuentra en la visión general de su metodología y su didáctica. Siendo la vida misma el campo de práctica, este no se limita al tatami, al ring o al gimnasio de entrenamiento, afectando al ser humano en su relación con el mundo entero, con la vida.
Logro alcanzable principalmente a través de la propia capacidad perceptiva, experimentando la conciencia de sí mismo, así como la percepción del espacio y el tiempo.
Es con esta visión general que se crea la relación con el oponente. La perspectiva es aquella en la que” tú me atacas, yo no”, en la que cuando yo no participo en el desafío, no creo conflicto, no bloqueo, no golpeo, no ofrezco resistencia, sino que creo una situación en la que tu ataque es agotado sin causar daño a nadie. Es así que la tarea de Nage (el practicante) es manejar la situación para que el ataque de Uke (el atacante) no ocurra. El practicante usará entonces las técnicas antiguas diseñadas para romper o para disuadir con dolor, de tal manera que guiara al compañero en la ejecución de la acción de ataque, sin producir daño y sin crear ninguna resistencia.

El Aikido es una disciplina extremadamente educativa como la mayoría de las Artes. Hoy en día, la forma más adecuada para definir el Aikido es entenderlo como un arte, así como dice el Doshu Kenjiro Yoshigasaki: “Las artes, como la música, la danza, la pintura, el teatro, la escultura, la poesía, etc., vienen del mundo real pero crean una nueva realidad que no es una copia del mundo real. Esta nueva realidad que es bella y armoniosa lleva al mundo a convertirse en un mundo mejor. Es por esto que las artes son muy importantes para el ser humano.
El Aikido es un arte del peligro. …Después de comprender nuestra vida y el mundo como uno y todos los diferentes peligros como uno, nos damos cuenta de que cualquier ataque a otros es también parte del peligro en nuestras vidas. El arte del Aikido consiste en el desarrollo de técnicas bellas y armoniosas que crean una nueva realidad de la situación real de peligro en el mundo real. Este arte también nos ayudará a vivir nuestra vida cotidiana que está llena de peligro, de la misma manera. Lo que significa que el Aikido es el arte de la vida.”*

*Kenjiro Yoshigasaki: Aikido Arte di vita. Vol 1, Erga Edizioni, Génova en Julio de 2012.